MCV Noticias

Feria Aeroespacial Mexicana: una oportunidad para atraer inversión extranjera

Ciudad de México.- La Feria Aeroespacial Mexicana (Famex), que agrupa a la duodécima industria más grande del mundo del ramo, despegó el miércoles y concluye este viernes en el nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), obra emblema del presidente, Andrés Manuel López Obrador.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (c), durante un recorrido por los stands de la Feria Aeroespacial Mexicana (FAMEX), en el Aeropuerto Internacional de Santa Lucia en el municipio de Zumpango en el Estado de México. EFE/Sáshenka Gutiérrez

 Al inaugurar el evento en la base militar de Santa Lucía, el mandatario aprovechó para presumir de su obra, que debe inaugurarse en marzo de 2022, y de la reactivación económica que vive el país tras la crisis de la covid-19.

 “Esta feria es un ejemplo de que se va a continuar progresando, se va a seguir prosperando en México, se va a seguir modernizando nuestro país, y va a ser en beneficio de todas y de todos porque buscamos la modernidad forjada desde abajo y para todos”, aseveró en su discurso.

 MÉXICO POR LOS AIRES

 El sector aeronáutico mexicano ha crecido un promedio del 14 % anual en la última década, al alcanzar exportaciones por un valor de 9 mil 700 millones de dólares en 2019, según la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (Femia).

 La Secretaría de Economía (SE) ha proyectado que, para 2025, esta industria se colocará como la décima más importante del mundo con más de 400 empresas en el país, 110 mil  empleos y 12 mil millones de dólares de exportaciones, según la Femia.

 Por ello, el Gobierno de México presentó la Famex como una oportunidad para atraer inversión extranjera, al anunciar la asistencia de 47 países y, por primera vez, de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

 “Se consolidó como la principal plataforma de negocios en el ramo y se ha convertido en un referente a nivel internacional en el ámbito de las ferias aeroespaciales”, afirmó el general César Tapia, presidente de la Famex.

Durante la feria se han realizado foros, seminarios y conferencias, como el congreso de mujeres líderes, seminarios de inversión extranjera, un foro de educación aeroespacial y reuniones con la Agencia Espacial Mexicana.

 Al evento también asistió el nuevo embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, quien no dio un discurso.

 López Obrador agradeció la presencia del diplomático al reiterar su compromiso con el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

 “Quiero reafirmar el compromiso de que en nuestro Gobierno se va a respetar siempre la inversión privada, que nuestra economía es mixta y busca el equilibrio entre el sector público, el sector privado y el sector social”, sostuvo el mexicano.

AIRES DE POLÉMICA

 La realización de la Famex en esta obra prioritaria del presidente despertó controversia porque en un principio estaba programada para realizarse en Querétaro, estado del centro del país y con la mayor presencia de esta industria.

 Pero el Gobierno de ese estado suspendió la feria por la tercera ola de covid-19, una decisión que contó con el respaldo de la principal organización aeronáutica del estado, el Aeroclúster de Querétaro, que agrupa a más de 70 miembros, incluyendo compañías como ITP Aero, Bombardier, Airbus y General Electric.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (i), conversa con un expositor, durante un recorrido por los stands de la Feria Aeroespacial Mexicana (FAMEX), en el Aeropuerto Internacional de Santa Lucia en el municipio de Zumpango en el Estado de México. EFE/Sáshenka Gutiérrez

 López Obrador usó la ocasión para defender “la calidad” y el tiempo récord de dos años de la construcción del nuevo aeropuerto.

 “No hay en el país y posiblemente en otros países una pista con la calidad de la pista principal de este nuevo aeropuerto y en muy poco tiempo”, aseguró el presidente.

 El mandatario insistió en que mantener la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), que el expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) comenzó en el lago de Texcoco y López Obrador ordenó cancelar, hubiese costado 300 mil millones de pesos (15 mil millones de dólares).

 Mientras que, según sus datos, con Santa Lucía se han ahorrado 125 mil millones de pesos (6 mil 250 millones de dólares) que servirán para construir los mil 500 kilómetros del Tren Maya en el sureste del país.

 Además, recordó que su Gobierno también edificará el nuevo aeropuerto de Tulum, Quintana Roo, en el Caribe mexicano, además de modernizar el de Tepic, Nayarit, en el Pacífico.

 “La otra ventana de oportunidad que tiene nuestro país es el potencial turístico excepcional, de lo mejor del mundo, de esa forma, con la aviación, con el desarrollo de esta industria, y con el turismo, va a seguir creciendo nuestro país”, auguró.

EFE

Artículos relacionados

Mariana Rodríguez se registrará como aspirante a la alcaldía de Monterrey por MC

MCV

Fallece el compositor mexicano Mario Lavista a los 78 años

mcvnoticias

Filme “El comediante” muestra el fracaso desde la ironía y el humor negro

mcvnoticias
Send this to a friend